Blog

¿Necesitas un tratamiento de ortodoncia?

¿Necesitas un tratamiento de ortodoncia?

¿Necesitas un tratamiento de ortodoncia?

¿Necesitas un tratamiento de ortodoncia? Join Dental, especialista en Ortodoncia en Oviedo.

 

Parece que los dientes están de moda este año. Tal vez sea por llevar mascarillas desde hace más de un año, y ahora que podemos quitárnoslas en espacios abiertos, queremos lucir lo mejor posible. También puede ser que lo que busques sea simplemente mejorar tu aspecto.

Se ha demostrado que ha habido un enorme aumento de adultos que buscan tratamiento de ortodoncia desde que se inició la pandemia del Covid-19. Esta creciente demanda es el resultado de la mayor conciencia que los adultos tienen ahora de sus dientes como resultados de las extrañas circunstancias en las que nos hemos encontrado desde el año pasado.

Ansiamos más que nunca el aspecto de una sonrisa elegante y recta. Para conseguir estos resultados, es muy probable que se necesite la ayuda de aparatos dentales. Hoy en día, el cajón de sastre de los ortodoncistas es más sofisticado que nunca. Hay aparatos que se adaptan a todos los rostros, por lo que es importante conocer las opciones de las que dispones para conseguir esa sonrisa alineada de ensueño.

¿Para qué necesitas un tratamiento de ortodoncia?

Los tratamientos de ortodoncia son utilizados mara mejorar la estética y funcionalidad de la mordida de nuestra dentadura. Los aparatos de ortodoncia se usan normalmente como solución a tres problemas de maloclusión principales:

  • Arreglar los dientes apiñados, torcidos o salientes.
  • Cerrar los espacios entre dientes.
  • Tratar una submordida o sobremordida.

Hay motivos estéticos obvios para alinear los dientes, pero desde el punto de vista de la salud dental, cualquiera de estos tres problemas puede causar dificultades para comer, hablar y mantener una higiene dental básica. Al dentista le importa tanto como a ti el alinear tus dientes, para poder evitar tratamientos más complejos en un futuro.

Sea cual sea el motivo por el que te planteas una ortodoncia, es muy probable que los aparatos sean la respuesta. Sin embargo, la cuestión no es sólo si necesitas ortodoncia, sino qué tipo de ortodoncia necesitas.

¿Qué tipos de aparatos de ortodoncia existen?

Bracket metálico tradicional

Para cualquiera que haya crecido en los años 70 y 80, los primeros aparatos que le vendrán a la mente sean los tradicionales metálicos, que eran muy comunes entre la población adolescente de los institutos y escuelas. Aunque este tipo de aparatos siguen siendo muy comunes, han evolucionado significativamente gracias a los avances en la tecnología y los materiales dentales en los últimos años.

Los brackets metálicos suelen ser la opción más ofrecida, ya que son el método más barato para corregir los problemas de ortodoncia. Funcionan aplicando una presión gradual y constante sobre los dientes y están formados por 3 partes distintas:

Brackets metálicos

Bloques de acero inoxidable y/o titanio de alta calidad que se fijan a los dientes con un adhesivo como anclaje del arco de alambre.

Arco de alambre

Es el componente que aplica la presión a través del arco de los dientes. Se trata de un alambre fino y flexible que se puede apretar para estimular suavemente los dientes en la posición deseada.

Bandas elásticas

Conocidas como ligaduras, conectan cada bracket con el arco de alambre, ayudando con la fuerza que guía a los dientes a su posición. Hoy en día, los brackets metálicos son más pequeños, ligeros y menos prominentes que los bloques de antaño, y existen opciones para personalizar el color de las bandas elásticas para aclarar o suavizar el aspecto metálico general.

Los brackets metálicos tradicionales ocupan el lugar que les corresponde en el mundo de la ortodoncia. Han demostrado su eficacia durante décadas de uso. Sin embargo, su popularidad está disminuyendo a medida que se dispone de otras herramientas de corrección más agradables desde el punto de vista estético.

Autoligado

Los brackets autoligables funcionan de forma muy parecida a los brackets metálicos tradicionales, pero, como su nombre incida, no dependen de cintas elásticas como ligaduras.

Aunque los brackets autoligables usan el mismo concepto de bracket y arco que el tradicional, los brackets tienen su propio clip incorporado para mantener el alambre en su sitio. Con menos componentes y brackets más finos, estos brackets son más discretos y causan menos fricción, ya que se utiliza menos fuerza para mover los dientes.

Los brackets de autoligado pueden suministrarse como opción transparente. También tienen la ventaja de que el tiempo de colocación es más rápido, hay menos citas para los ajustes y el tiempo total de uso suele ser más rápido.

Por estar razones, puedes entender por qué los brackets de autoligado se han convertido en una opción más atractiva en la categoría de brackets fijos.

Cerámicos

Los brackets cerámicos también entran en la categoría de brackets fijos, funcionando con la misma mecánica que el sistema tradicional de brackets metálicos. La diferencia radica en el material que se usa para el bracket.

Al usar materiales cerámicos, estos aparatos ofrecen la posibilidad de elegir entra brackets y alambres transparentes o del color del diente, lo que permite que los aparatos se integren más discretamente en el fondo. Para los adultos, especialmente, esto es más aceptable desde el punto de vista estético. Los brackets de cerámica también son más pequeños, por lo que se consideran más cómodos y producen menos irritación.

Aunque el material cerámico es más caro que los brackets metálicos tradicionales, este tipo de brackets ofrece un compromiso razonable entre estética, coste y rapidez del tratamiento.

Lingual

También conocidos como los brackets ocultos, se trata de un sistema de brackets fijos, pero en este caso, los componentes se colocan en el interior de los dientes, lo que los hace mucho más discretos. Pueden ser perceptibles cuando el usuario se ríe o tiene la boca abierta, pero en su mayor parte, son indetectables a primera vista.

A primera vista, muchos pensarían que este método de ortodoncia es mucho más deseable que cualquier otro método tradicional. Sin embargo, hay algunas consideraciones a tener en cuenta:

Debido a la difícil accesibilidad de los brackets y los alambres, puede ser difícil mantener un buen nivel de limpieza e higiene. El interior de los dientes ya puede ser difícil de recorrer y, con la obstrucción adicional del bracket lingual, es fácil pasar por alto a la comida que se ha alojado en zonas inaccesibles.

También pueden causar algunas molestias iniciales en el habla y algunos pacientes experimentan un ceceo mientras la lengua se acostumbra a trabajar con el aparato nuevo. Esto suele pasar en unos días, pero hay que tenerlo en cuenta.

Debido a la formación especializada requerida, los complejos procedimientos de ajuste y los brackets hechos a medida, los aparatos linguales pueden ser una vía cara para el enderezamiento de los dientes, sin embargo, esto tiene que ser sopesado frente a los beneficios estéticos que ofrece.

Invisible

La innovación más reciente en los tratamientos de ortodoncia es la aparición de la ortodoncia invisible. A diferencia de todas las opciones mencionadas anteriormente, la ortodoncia invisible son un aparato removible, es decir, se pueden quitar y poner.

Invisalign es la marca líder del mercado que ofrece el sistema de ortodoncia invisible más eficaz. Han proporcionado con éxito la solución para enderezar los dientes, al mismo tiempo que eliminan la mayoría de las objeciones y obstáculos que desaniman a la gente a usar aparatos fijos.

El uso de los alineadores transparentes Invisalign en ortodoncia tiene muchas ventajas. Son casi invisibles, están hechos a medida para adaptarse a tus dientes como un guante y son extraíbles para garantizar que se pueda comer, beber y limpiar con normalidad. Gracias a su ajuste, son poco incómodos en comparación con los aparatos fijos basados en brackets, pero pueden causar un pequeño ceceo las primeras veces que los usamos.

Aunque Invisalign cumple muchos requisitos, no es adecuado en todos los casos. Mientras que muchos pacientes aprecian poder quitarse los alineadores durante su tratamiento, a otros les resulta difícil acordarse de llevarlos durante suficientes horas al día para que el tratamiento sea eficaz.

También hay otros casos más complejos en los que otros formatos son más adecuados que Invisalign.

Aunque Invisalign es sin duda el tratamiento número uno ahora mismo, hay muchas otras alternativas que ofrecen beneficios iguales, si no superiores, dependiendo de cada caso.

Clínica JoinDental, ortodoncia en Oviedo a tu alcance. Solicita información de todos nuestros tratamientos en el 985 113 323 o pide cita online a través de nuestros enlaces.

“Grandes profesionales, muy atentos y con precios bastante ajustados.”

Eduardo Valdés
Eduardo Valdés

“Agradezco a todo el equipo de la clínica su profesionalidad y cercanía!! Tanto a mi marido como a mí nos ha ido de maravilla. Muy recomendable!!”

Paula Ortiz
Paula Ortiz

“Muy recomendable! Trato excepcional al igual que el tratamiento. Sin duda, la mejor clínica dental. Un servicio impecable a un precio muy ajustado.”

Laura Fernández
Laura Fernández