Blog

Sonrisa gingival: diagnóstico y tratamientos

Sonrisa gingival: diagnóstico y tratamientos

Sonrisa gingival: diagnóstico y tratamientos

Sonrisa gingival: diagnóstico y tratamientos Join Dental, Clínica Dental en Oviedo.

Una sonrisa atractiva depende sobre todo de su estética y percepción. Muchas de las personas que quieren realizar un tratamiento de ortodoncia lo hace por uno de estos motivos:

  • Enseñan demasiada encía al sonreír, o su encía se nota demasiado.
  • Tienen los dientes demasiado pequeños en comparación a la encía expuesta.
  • Simplemente no están satisfechos con la estética de su sonrisa.

A este problema se le conoce como sonrisa gingival, del cual te vamos a informar en este artículo.

¿Qué es la sonrisa gingival?

A la sonrisa gingival también se le puede conocer como sonrisa alta. Se trata de la sonrisa que se da cuando las proporciones entre dientes, maxilar superior y encía no están equilibradas. Esta proporción es puramente perceptiva, no varía de persona a persona. Normalmente se denomina como sonrisa gingival a aquella que enseña más de 4 mm de encía.

Si se da el caso en el que la sonrisa gingival afecte en la calidad de vida de la persona, tanto en su confianza cono bienestar, se puede plantear un tratamiento para corregirla. Muchos pacientes no conocen las distintas opciones disponibles para subsanar este problema, que comentaremos más adelante.

Estudio y diagnóstico de la sonrisa gingival

La primera fase cuando se aborda uno de estos casos es el estudio y diagnóstico. Tras determinar el origen, se puede definir la mejor solución para cada caso.

La sonrisa gingival no solo depende de la proporción que comentábamos antes. También está relacionada a la posición del labio superior y su movilidad a la hora de sonreír.

Durante el estudio de la sonrisa, se tienen en cuenta los siguientes puntos:

  • Cantidad de encía expuesta durante la sonrisa.
  • Tamaño del labio superior y su movilidad.
  • Posición vertical del maxilar y los dientes superiores en relación a la cara y cráneo.
  • Cantidad de encía expuesta al sonreír.

Factores que producen la sonrisa gingival

Relación de proporción entre diente/encía

La erupción de los dientes es un proceso por el que se mueven a través de la encía y hueso de soporte. Esta erupción dental para al llegar a la edad adulta, cuando ya se da por completado el crecimiento óseo. Aquí, los dientes definitivos se encuentran con sus contrarios, los dientes de la arcada contraria.

En algunos casos, el proceso de erupción no se detiene al llegar a la edad adulta. El hueso y la encía se llegan a retraer ligeramente, fijándose en la posición definitiva en la adolescencia en el caso de las mujeres, y sobre los 20 años en el de los hombres.

La que se considera la longitud óptima de la corona es de aproximadamente 10 mm. La relación de la anchura con longitud normal se suele establecer en un rango entre el 75 y 85%

Cuando se produce algún tipo de variación en la erupción de los dientes, pueden surgir algunos cambios en las relaciones y proporciones entre la encía y los dientes. En el caso de que los dientes resulten ser más cortos de lo normal, podría darse el caso de encontrarnos ante una sonrisa gingival.

Desgaste excesivo de los dientes

Cuando hay un desgaste excesivo de los dientes, se produce una alteración en la relación diente-encía. El desgaste produce una erupción lenta de los dientes de la arcada opuesta. Así, el cuerpo compensa la mordida al tener unos dientes más cortos. Este proceso aumenta la exposición de las encías en la sonrisa gingival. La encía del diente se va moviendo junto a él a medida que este va erupcionando.

Influencia del labio

Al sonreír, se utilizan gran cantidad de músculos faciales. Sobre todo esos que retraen el labio superior y exponen tanto los dientes como las encías. Durante la sonrisa, habitualmente el labio superior se mueve unos 7 mm desde su posición de reposo. Si se mueve de más, llamamos a este labio “hipermóvil”. Esto provoca que la sonrisa quede expuesta también de más, por lo que genera la sonrisa gingival.

En otros casos se puede temer un labio con menos longitud, y aunque se varíe la movilidad del labio, se seguirá produciendo la sonrisa gingival.

Maxilar superior largo

Aunque las proporciones diente-encía sean las normales, un maxilar superior demasiado largo puede suponer que la persona tenga sonrisa gingival. Aquí, el desequilibrio se encuentra en la relación entre el tamaño del maxilar con la base del cráneo.

Tratamiento de la sonrisa gingival

Una vez sabemos lo que es la sonrisa gingival y su origen, toca dar paso a los tratamientos para solucionarla:

  • Cuando la sonrisa gingival se produce por un exceso de tejido gingival, se suele recurrir a la cirugía periodontal. Los procesos más habituales son el alargamiento de corona y la gingivectomía. Con ellos, se elimina todo el tejido gingival que sobra (gingivectomía), además de, en ocasiones, proporciones mínimas de hueso (alargamiento de corona). Ahí es cuando se dará la forma correcta para que se exponga la longitud de corona apropiada.
  • La sonrisa gingival producida por el desgaste de los dientes tiene como tratamiento la combinación de ortodoncia + carillas + férula. La ortodoncia en adultos siempre suelen ser mediante alineadores invisibles (en el 99% de los casos). Cuando los dientes ya estén en su posición correcta, se restauran. Se les añade material gracias a coronas o carillas estéticas de composite o porcelana.
  • Si la sonrisa gingival está causada por el “labio hipermóvil”, se usan ciertas técnicas que actúan sobre los músculos directamente. Se usan infiltraciones de Toxina Botulínica para poder paralizar temporalmente los músculos, disminuyendo su acción. Así se consigue la reposición de las inserciones musculares, previniendo el movimiento excesivo que se tenía. Este tratamiento se va repitiendo de manera periódica (aproximadamente cada 6 meses), dependiendo de cada caso particular.
  • Cuando se trata mediante cirugía oral para evitar que el labio suba más de la cuenta, se suelen obtener unos resultados tremendamente satisfactorios. Estas cirugías se realizan por cirujanos maxilofaciales o plásticos, siendo su mayor ventaja que los resultados son permanentes.
  • En los casos del maxilar superior demasiado largo, se usa la cirugía ortognática. Con ella, se puede reposicionar el maxilar hacia arriba para poder disminuir la altura del mismo y disminuir la calidad de encía expuesta durante la sonrisa.
  • Si lo dientes producen la sonrisa gingival por estar situados demasiado abajo, se corrige con tratamientos de ortodoncia convencionales.

 

JoinDental, Clínica Dental en Oviedo a tu alcance. Solicita información de todos nuestros tratamientos en el 985 11 33 23 o pide cita online a través de nuestros enlaces.

Artículos recientes

“Grandes profesionales, muy atentos y con precios bastante ajustados.”

Eduardo Valdés
Eduardo Valdés

“Agradezco a todo el equipo de la clínica su profesionalidad y cercanía!! Tanto a mi marido como a mí nos ha ido de maravilla. Muy recomendable!!”

Paula Ortiz
Paula Ortiz

“Muy recomendable! Trato excepcional al igual que el tratamiento. Sin duda, la mejor clínica dental. Un servicio impecable a un precio muy ajustado.”

Laura Fernández
Laura Fernández